México Lindo y Querido - Biografía de Roque González Garza

Biografía de Roque González Garza

Biografías de la Revolución Mexicana
Typography

Su nombre completo era Roque Victoriano González Garza fue militar y político pero se le recuerda por ser Presidente de México. Nació el 23 de marzo de 1885 en Saltillo, Coahuila, norte de México.

Sus primeros estudios los tuvo en una primaria local para luego pasar al famoso Ateneo Fuente de Saltillo. Luego ya en la capital del país estudió una carrera comercial y en 1908, da inicio a su carrera política como opositor al régimen del presidente Porfirio Díaz convirtiéndose en seguidor y poco tiempo después en colaborador de Francisco I. Madero a quien acompaño a su gira por el país para hablar contra la dictadura de Díaz, sin embargo el gobierno los acuso y los aprehendió por delitos de ultrajes a la autoridad y de intento de rebeldía en Monterrey, conduciéndolos en Junio de 1910 a San Luis Potosí.

Después de ser ayudados por Abraham González este le presenta a Francisco Villa, con quien Roque inicia una gran amistad, y Madero proclamó el “Plan de San Luis” el 5 de octubre de 1910, declarando nulas las elecciones, desconociendo a Díaz, y proclamándose como presidente provisional.

La revolución tomó su curso pero nadie esperaba la tragedia del asesinato de Madero y esto hizo que Roque se uniera a la División del Norte, comandada por Villa en contra del gobierno golpista de Victoriano Huerta, en la que González Garza se convertiría en hombre de confianza del caudillo norteño. Tras la toma de Zacatecas, y los desacuerdos surgidos entre Venustiano Carranza, Villa y Emiliano Zapata, desempeñó el empleo de secretario, que con otros representantes de la División del Norte y las fuerzas de Pablo González Garza llegaron a acuerdos que Carranza no aceptó, por lo que Villa le desconoció como jefe de la Revolución.

Luego de la toma de la Ciudad de México y con la huida de Eulalio Gutiérrez, se le designó presidente interino el 16 de enero de 1915; cargo que ostentó hasta el 10 de junio de ese mismo año, obligado a renunciar en favor de su secretario Francisco Lagos Cházaro. Como presidente buscó la reconciliación entre las distintas facciones revolucionarias. Tras renunciar a la presidencia se reincorporó a las tropas de Villa. Terminó su carrera política con muchos cargos a su nombre pero jamás tuvo tanto renombre como cuando peleó junto al caudillo del norte.