México Lindo y Querido - Mitos y Leyendas

Leyendas Destacadas

Hace ya mucho tiempo, cuando todo era naturaleza y el hombre no había aún sido creado por los dioses,  en el Cerro de Guizachtlan vivía un Coyote que tenía la piel del color del oro, suave y brillante como las plumas del quetzal.

Hace muchos miles de años, Hach Ak Yum, Nuestro Verdadero Señor, que vive en el plano superior de universo con su esposa, creó a los hombres con barro, dio vida a la selva y a todos los habitantes que la pueblan, y a las plantas que crecen el ella.

Cuenta la leyenda que un niño llamado Tepoztécatl, creció muy inquieto, pero respetuoso de los ancianos que lo adoptaron, un día los Tepiles (que eran los mandatarios del pueblo) anunciaron al padre que debido a su edad debía ser sacrificado al monstruo de Xochicalco, al que alimentaban sacrificando ancianos.

Cuentan los que vivieron hace mucho tiempo, que había un hombre que no creía en la palabra de sus antepasados.

Durante el quinto Sol, bajo la adoración de Quetzalcóatl, los dioses se reunieron y decidieron estable¬cer una nueva especie humana que poblara la tierra. Quetzalcóatl se dirigió a Mictlantecuhtli y le dijo que venía en busca de los huesos que estaban bajo su custodia. Este no que¬ría entregárselos por lo que le pidió superar una prueba.

Cuando el poderoso emperador Moctezuma quiso saber dónde estaban sus antepasados llamó a su primer ministro y le dijo:

Bolochen es un pueblo que aunque creció en torno a nueve pozos, periódicamente padecía de sequía.

Había una vez un guerrero valiente y apuesto. Amaba la caza y así, con frecuencia, iba por los bosques persiguiendo animales.

Algunas leyendas mayas relativas al origen del universo, cuentan que  Kukulkan, el dios creador, y Tepeu, el dios del Cielo, crearon al mundo. Cuando se afanaron en dar vida a las aves, el quetzal nació de los soplos que los dioses dirigieron a un árbol de guayacán. Con el soplo divino las hojas azul-verdosas del guayacán salieron volando, y en su vuelo adoptaron la formar de esta maravillosa ave de majestuoso y largo plumaje.

La casa de Don Diego de Gallinar, alzaba orgullosa sus tres pisos, junto a las humildes casitas de uno solo, que empezaban a formar la calle que prolongaba la de San Francisco y la cual desembocaba en la plaza principal.

A finales del siglo XVIII seis agrimensores españoles se encontraban trabajando entre Lampazos y Santa Rosa, en el estado de Coahuila, ayudados por dos indios de la región.

Cuenta la tradición oral del estado de Campeche que hace muchos años, en la época colonial de México, vivía en tierras campechanas un señor que era muy rico, tenía una hija que vivía con él, la cual destacaba por su belleza y donaire. Por ser tan bella, el padre la cuidaba en demasía de los pretendientes inoportunos.

En la ciudad de Cunduacán, “lugar de olla, pan y culebras”, cabecera del municipio tabasqueño del mismo nombre, que forma parte de la subregión llamada de la Chontalpa, en el estado de Tabasco, existió una horrible mujer que se dedicaba a la brujería, a la magia negra.

Cuenta la leyenda que todo esto ocurrió en la Costa Grande de Guerrero.

-Deme otro atolito, mamá Rita, pero bien caliente; ¿usted quiere otro compa? -Si compadre; y póngale bastante canelita, mamita, que así me gusta más.

Los mexicanos tenemos millones de mitos, casi todos recordados por las preocupadas madres mexicanas, uno de ellos es este el mito de limpiarle o cortarle a la baba a un bebé.

Se dice que cuando una mujer está amamantando a un recién nacido, las serpientes y culebras, así como reptiles habituales en las rastrojeras, ranchos, pueblos y zonas donde hay mucha vegetación, pueden llegar hasta la casa de la misma y por las noches succionar el pezón del seno de la madre, porque el olor atrae a estos animales.

Se dice que las brujas salen a buscar bebés, ya que estas se alimentan de su sangre, cierto o no, es un mito que se conoce en todos los pueblos. Aquí la historia de donde se desprende este mito.

Sample Banner Home 2 MITOS 1
Sample Banner Home 2 MITOS 2
Sample Banner Home 2 MITOS 3
Advertisement