México Lindo y Querido - Biografía de Álvaro Obregón

Biografía de Álvaro Obregón

Biografías de la Revolución Mexicana
Typography

Hijo de un modesto agricultor y una ama de casa, Obregón destacó desde muy pequeño en las labores del campo, obligaciones que nunca dejó de alternar con sus estudios primarios y cuando los terminó llego la hora de trabajar, lo hizo en un ingenio en Novolato y en una hacienda en Huatabampo, pero muy pronto regreso a los trabajos agrícolas. Siempre destaco por trabajador e inteligente.

A los veintitrés años se casó con Refugio Urrea, quien murió después de darle dos hijos, Humberto y Refugio, por esto contrajo nuevamente matrimonio con María Tapia quien le dio siete hijos más.

Realmente se le reconoce al Obregón revolucionario hasta después del triunfo de la revolución maderista, aunque por supuesto ya había destacado en el campo de batalla. Bajo el mando del general Agustín Sanginés, luchó contra el general Pascual Orozco, en Chihuahua, con el grado de teniente coronel. El agricultor había decidido canjear el arado por las armas.

Su reacción al ocupar Victoriano Huerta el poder, tomó partido por José María Maytorena y, reconociendo como jefe de la Revolución a Venustiano Carranza, combatió en el bando constitucionalista. En una serie de eficaces golpes y planificadas batallas derrotó a los federales del norte del país, asegurando con ello un amplio territorio fronterizo con Estados Unidos.

Entre sus múltiples logros en sus enfrentamientos con los huertistas están la invasión a Sinaloa y la toma de Culiacán en noviembre de 1913. Después de un intensivo entrenamiento de sus tropas y de que se repararan las líneas ferroviarias, que le aseguraban el transporte para la nueva campaña, Obregón marchó hacia el sur, sitió Mazatlán y continuó su avance hacia Jalisco. Con una serie de sorprendentes movimientos tácticos infligió a los huertistas dos espectaculares derrotas en Orendáin y El Castillo y, poco después, tomó Guadalajara.

Después del triunfo contra el ejército huertista parecía que el país nuevamente entraba en calma, sin embargo con Venustiano Carranza nombrado presidente de México, se levantaron con el Villa y Zapata, y Obregón trato de establecer comunicación con ambos para llegar a una tregua cosa que ambos rechazaron no por Obregón sino por Carranza, pero el caudillo del norte logró apresarlo y estuvo, incluso, a punto de fusilarlo. Una vez concluida la convención de Aguascalientes, en octubre de 1914, y de que Pancho Villa y Emiliano Zapata entraran en la capital, Álvaro Obregón siguió a Carranza en calidad de jefe del Ejército de Operaciones.

Y fue hasta 1919 que las puertas de la presidencia se le abrieron a Álvaro Obregón, y cuando ocupó la Presidencia del país se mostró como un político inteligente y enérgico, iniciando la institucionalización de las conquistas sociales postuladas por la Revolución y logrando importantes avances en política exterior. Aunque también se le reconoce como un frio asesino para seguir ocupando el poder. Lo que hizo que él y Plutarco Elías Calles callaran mucho tiempo a la democracia por la cual se había muerto tanta gente y por lo que las ideas de Madero habían iniciado una Revolución.

Obregón era conocido como el manco, ya que perdió un brazo, en el campo de batalla, por esto también era un hombre muy respetado y temido, tanto que su final no pudo ser otro más que un asesinato. Fue muerto en el Restaurante la bombilla en villa de San Ángel, D.F. de México, un fanático católico, llamado José de León Toral, lo asesinó.