México Lindo y Querido - Biografía de Alfredo Torres Zalce

Biografía de Alfredo Torres Zalce

Biografías del México del Sigo XX
Typography

Alfredo Torres Zalce nació en Pátzcuaro, Michoacán en 1908. Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (1924-1927) bajo la guía de Mateo Saldaña, tanto en la de escultura como en la talla directa.

En 1930 recibió el encargo oficial de fundar la Escuela de Pintura de Tabasco. En 1932 presentó su primera exposición en la Galería José Guadalupe Posada y pintó frescos en la escuela para Mujeres, en la calle Cuba de la ciudad de México. Daba clases de dibujo en las primarias de la Secretaria de Educación (1932-1935) y se incorporó a las misiones culturales (1936-1940); fue miembro de la Liga de Escritores Artistas Revolucionarios y del taller de la gráfica popular.

En 1914 ingresó como maestro a las escuelas de pintura y esculturas como la "Esmeralda" y "Nacional de Artes Plásticas". Hizo murales en los siguientes sitios: La escalera de los antiguos Talleres Gráficos de la Nación 1936, en la colaboración de Leopoldo Méndez y la escuela Normal de Puebla (1938) junto con Ángel Bracho, el Palacio de Gobierno y la Cámara de Diputados de Michoacán, presentó una exposición industrial en el Palacio de Bellas Artes (1948). Radico en la ciudad de Morelia y es fue director de la escuela de Pintura y Escultura desde 1950.

Fue discípulo de Mateo Saldaña, Germán Gedovius y Diego Rivera. Realizó otros estudios en la Escuela de Talla Directa y en el Taller de Litografía de Emilio Amero. También se desempeñó como profesor en la Academia de San Carlos, la Universidad de Nuevo León y la Escuela Popular de Bellas Artes. Fue fundador del Taller de la Gráfica Popular, así como de la Escuela de Pintura de Taxco, Guerrero, el Taller de Artes Plásticas de Uruapan y la Escuela de Pintura y Artesanías de Morelia.

Su obra ha recorrió varios sitios como el Museo Metropolitano y en el de Arte Moderno de Nueva York, así como en los de Estocolmo, Nacionales de Varsovia y Sofía, de la Joya y México.

Recibió importantes reconocimientos, como la presea "Generalísimo Morelos", que le otorgó en 1969, el Ayuntamiento de Morelia; el premio "Vasco de Quiroga", en Pátzcuaro, Michoacán, en 1985, y la creación del Premio de Artes Plásticas "Alfredo Zalce", en 1979. Recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el año de 2001. Es considerado como "el último gran muralista post-revolucionario"; murió a los 95 años de edad. Fue velado en el Museo de Arte Contemporáneo "Alfredo Zalce", en la capital michoacana. La cremación se llevó a cabo en el Panteón Jardines del Tiempo, en Morelia Michoacán.