México Lindo y Querido - Mitos y Leyendas

Leyendas Destacadas

Un árbol, de bello color gris, que tenía la capacidad de predecir el futuro, en cierta ocasión predijo que un terrible monstruo llegaría a la comunidad. Ante lo dicho, los habitantes se prepararon militarmente para su llegada, y los guerreros se apostaron en puntos estratégicos para defender a su pueblo.

Coatepec es un cerro que debe su nombre a una serpiente, pero no a cualquier serpiente sino a una que estaba "cubierta con plumas verdes", que muchos años atrás, en la época prehispánica, habitó en una cueva del cerro de Cuatlapanca (cabeza partida) y cuando se mudó a otra montaña dejó grabadas las huellas de sus pies y manos en las rocas de su antigua casa.

Cuenta la leyenda mexicana que en los tiempos de los indígenas, cuando la vida era muy difícil y el hombre tenía que luchar contra inmensas bestias salvajes para poder alimentarse, ocurrió un acontecimiento que cambióla vida de esa comunidad. En cierta ocasión salieron los hombres de ese gremio a cazar un gran mamut para el abastecimiento de varios días; mientras las mujeres y los niños se quedaban en la cueva en compañía de los ancianos.

Habiéndose ido ellos, salió de la roca con un arco y flechas y tiró a un animalejo y lo mató echándoselo a la espalda, lo llevó ante su padre, y llegó antes que sus hermanos, los cuales al venir, quedaron maravillados de verlo.

Quetzalcóatl, un dios imponente y bueno viajaba por el mundo en forma de hombre, cansado por andar todo un día, noto que su apetito aumentaba, pero siguió en el camino, hasta que las estrellas comenzaron a brillar y la luna se asomó.

Son muchas y muy variadas las leyendas aztecas, pero todas con gran sapiencia hacia lo que era su cosmogonía. Las leyendas prehispánicas tienen mucho de enseñanza y un gran sentimiento humano a pesar de ser todas encausadas al movimiento divino de sus dioses. Esta vez Mxlq trae para ti una leyenda azteca que representa mucho para el pueblo mexicano, la leyenda de “El Maíz”.

Mucho tiempo perdí tratando de concurrir a una ceremonia india a una hanincol (comida de milpa) que hacen los mayas con el objeto, unas veces, de agradar a los dioses, y otras, de desagraviarlos.

Cuentan por ahí, que una mañana, Chaac, el Señor de la Lluvia, sintió deseos de pasear y quiso recorrer los campos de El Mayab.

Un ave mística y misteriosa habita en las leyendas mayas esta ave siempre anda sola y vive entre las ruinas, El tunkuluchú, o Tecolote, el cual hace que todos tiemblen ante su canto ya que anuncia la muerte entre los vivos.

Una de las bestias prehispánicas más temidas dentro de la mitología de los pueblos es sin lugar a dudas este perro de agua, es según las leyendas una de las bestias míticas más impresionantes que han salido del fondo de ríos y lagunas, aquí su leyenda.

En el año de 1543, se descubrieron en la Nueva España las famosas minas del Espíritu Santo de Compostela. El capitán conquistador Pedro Ruiz de Haro acababa de morir, y dejaba viuda a su esposa doña Leonor de Arias y huérfanas a sus tres hijas. Como habían quedado sin fortuna alguna, decidieron irse a vivir a una ranchería que llevaba por nombre Miravalle. En ella vivían las tres mujeres carentes de fortuna pero de virtudes y honestidad reconocidas. Pues no en vano descendían de nobles por vía paterna, pues don Pedro pertenecía a la casa de los Guzmán.

La Casa de los Azulejos, ahora mejor conocida como el Sanborn's de los Azulejos, tiene una fachada que da al Callejón de la Condesa.

Un joven muchacho se enamoró de una mujer muy hermosa, y un día tomando unas cervezas con sus amigos escucho el rumos de que está era una bruja, y que por las noches se convertía en animal, así que desidia espiarla, y logro ver como se convertía en animal, solo quitándose el traje de humano, El joven buscó ayuda con uno sabio anciano del pueblo. Lamentablemente, la respuesta del anciano fue que tenía que matar a la bruja.

Los tlahuelpuchis se conocían ya en la época prehispánica como chamanes que tenían la capacidad de ser nahuales; es decir, de convertirse a su arbitrio en animales malvados que podían transformarse en fuego o que lanzaban llamaradas a sus víctimas por la boca, como dragones del mal.

Una chica hacia unos meses se había mudado a una nueva casa, ésta era preciosa era toda blanca, rústica y con un patio hermoso. Estaba muy bien situada, allí vivía con su marido Juan y su hija María, un bebé precioso que apenas contaba 7 meses.

Se dice que cuando una mujer está amamantando a un recién nacido, las serpientes y culebras, así como reptiles habituales en las rastrojeras, ranchos, pueblos y zonas donde hay mucha vegetación, pueden llegar hasta la casa de la misma y por las noches succionar el pezón del seno de la madre, porque el olor atrae a estos animales.

Se dice que las brujas salen a buscar bebés, ya que estas se alimentan de su sangre, cierto o no, es un mito que se conoce en todos los pueblos. Aquí la historia de donde se desprende este mito.

Uno de los más grandes mitos que hay en México es aquel que reza que si le pones saliva a la herida esta mágicamente se cura, eso estamos seguros que lo hemos oído todos gracias a la recomendación de abuelitas y madres protectoras, pero ¿es cierto que se cura la herida al aplicar saliva sobre ella?

Advertisement

Visitas a México Lindo y Querido

47204655
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
1563
6648
25256
163476
74842
66122
47204655

Your IP: 54.224.204.189
2017-04-29 07:30